Driver-Test” – Test Psicotécnico –

Este es un test desarrollado en España con sus orígenes documentados que datan del 1922 y la decisión de implantar estos estudios oficialmente sería en 1979 por la DGT en su primer “Programa nacional de seguridad vial”. Desde su invento ha variado muy poco; en definitiva, consiste en dos mandos o palancas, dos juegos de botones y un sistema de pedales; dependiendo el fabricante pueden variar discretamente el Software.

La finalidad del Test consiste en realizar una serie de exploraciones para descartar la presencia de alteraciones psicofísicas para la conducción. Se valora la velocidad anticipatoria, coordinación visomotora bimanual (La dos más importantes); otras también como tiempo de reacción múltiple, atención concentrada y resistencia a la monotonía completan la prueba.

Esta es una prueba fundamental a la hora de valorar a los conductores, pues debemos tener en cuenta que el 90 % de los accidentes de tráfico la causa se atribuye a factores humanos, tal y como se desprende del Balance de Seguridad Vial 2017 de la DGT